martes, 23 de julio de 2019

Pharrajimos. de Varga Ágota.

Cartel del filme “Pahrrajimos”
© Forum Film Alapitvány

Pharrajimos. de Varga Ágota.
2000, Hungría, 60 minutos.

La historia de esta película se remonta a 1998, cuando Suiza encargó a la Cruz Roja que recopilara documentación acerca de los sobrevivientes Romanís húngaros del Porrajmos. El objetivo, otorgarles una indemnización como víctimas del genocidio Gitano durante la II Guerra Mundial. La organización entre 1999 y 2002, en colaboración con la directora Varga Ágota, recorrió todo el país reuniéndose con las víctimas y sus descendientes. Varga realizó numerosas entrevistas durante los encuentros y de esta forma surgió el presente documental.

Pharrajimos muestra, principalmente, a los más jóvenes la experiencia de los sobrevivientes Romanís húngaros, proporcionando para ello relevantes testimonios, así como, información relacionada con el hostigamiento, persecución e internamiento a que se vio sometida la población Romaní durante aquel periodo negro de la Historia. Varga Ágota utiliza la experiencia del trauma como fuente de aprendizaje, como generador de una profunda reflexión que sirva de pedagogía a las generaciones futuras, todo ello, a través de las herramientas que proporciona el cine documental conectando la memoria del sufrimiento de los testigos con la realidad actual de la población Gitana.

© Forum Film Alapitvány

La ocupación alemana de Hungría sucedió el 19 de marzo de 1944, este hecho supuso una escalada en la persecución hacia la población Romaní, a pesar de que el país magiar ya contaba con anterioridad con un número considerable de “asentamientos Gitanos cerrados”. Las palabras de los sobrevivientes describen emociones, sentiemientos, vivencias y hechos históricos: como la creación del Servicio de Trabajo Romá, introducido en 1944, la deportación de familias enteras desde Nagykanizsa a Várpalota y a Csillagerõd en Komárom, los trabajos forzados en las fábricas de ladrillos... Se estima que entre 30.000 y 70.000 Romanís, incluidos niños, mujeres y ancianos, fueron deportados al campo de Csillagerõd en Komárom y, posteriormente, con destino a otros campos de concentración.

La película utiliza imágenes tanto de archivo (principalmente proporcionadas por las familias) como contemporáneas, también se pueden ver imágenes extraídas de “Noche y niebla” de Alain Resnais, como la secuencia que muestra el crematorio o los trenes. Las imágenes ilustran las narraciones, especialmente cuando se trata de la inserción de las escenas de Resnais, o el estado de la evidencia histórica, y respaldan visualmente el testimonio tal como se vio /escuchó al comienzo de la película.

Otro idioma de la memoria cultural del Porrajmos es el lenguaje, que no solo se encuentra en las narraciones, sino en la música y las canciones. Durante el metraje de la película escuchamos tres canciones, dos de ella interpretadas por la esposa de János Bogdán y la tercera por una mujer mayor que viaja en un tren. La técnica de dirección de Varga muestra ciertas similitudes con Claude Lanzmann. Pharrajimos es un documental poderoso.

Dirigida por VARGA ÁGOTA
Director de producción LÁSZLÓ VITÉZY
Producida por EMIL KREUTZ / FORUM FILM ALAPÍTVÁNY
Fotografía de KÁROLY MARKERT