martes, 23 de julio de 2019

Pharrajimos. de Varga Ágota.

Cartel del filme “Pahrrajimos”
© Forum Film Alapitvány

Pharrajimos. de Varga Ágota.
2000, Hungría, 60 minutos.

La historia de esta película se remonta a 1998, cuando Suiza encargó a la Cruz Roja que recopilara documentación acerca de los sobrevivientes Romanís húngaros del Porrajmos. El objetivo, otorgarles una indemnización como víctimas del genocidio Gitano durante la II Guerra Mundial. La organización entre 1999 y 2002, en colaboración con la directora Varga Ágota, recorrió todo el país reuniéndose con las víctimas y sus descendientes. Varga realizó numerosas entrevistas durante los encuentros y de esta forma surgió el presente documental.

Pharrajimos muestra, principalmente, a los más jóvenes la experiencia de los sobrevivientes Romanís húngaros, proporcionando para ello relevantes testimonios, así como, información relacionada con el hostigamiento, persecución e internamiento a que se vio sometida la población Romaní durante aquel periodo negro de la Historia. Varga Ágota utiliza la experiencia del trauma como fuente de aprendizaje, como generador de una profunda reflexión que sirva de pedagogía a las generaciones futuras, todo ello, a través de las herramientas que proporciona el cine documental conectando la memoria del sufrimiento de los testigos con la realidad actual de la población Gitana.

© Forum Film Alapitvány

La ocupación alemana de Hungría sucedió el 19 de marzo de 1944, este hecho supuso una escalada en la persecución hacia la población Romaní, a pesar de que el país magiar ya contaba con anterioridad con un número considerable de “asentamientos Gitanos cerrados”. Las palabras de los sobrevivientes describen emociones, sentiemientos, vivencias y hechos históricos: como la creación del Servicio de Trabajo Romá, introducido en 1944, la deportación de familias enteras desde Nagykanizsa a Várpalota y a Csillagerõd en Komárom, los trabajos forzados en las fábricas de ladrillos... Se estima que entre 30.000 y 70.000 Romanís, incluidos niños, mujeres y ancianos, fueron deportados al campo de Csillagerõd en Komárom y, posteriormente, con destino a otros campos de concentración.

La película utiliza imágenes tanto de archivo (principalmente proporcionadas por las familias) como contemporáneas, también se pueden ver imágenes extraídas de “Noche y niebla” de Alain Resnais, como la secuencia que muestra el crematorio o los trenes. Las imágenes ilustran las narraciones, especialmente cuando se trata de la inserción de las escenas de Resnais, o el estado de la evidencia histórica, y respaldan visualmente el testimonio tal como se vio /escuchó al comienzo de la película.

Otro idioma de la memoria cultural del Porrajmos es el lenguaje, que no solo se encuentra en las narraciones, sino en la música y las canciones. Durante el metraje de la película escuchamos tres canciones, dos de ella interpretadas por la esposa de János Bogdán y la tercera por una mujer mayor que viaja en un tren. La técnica de dirección de Varga muestra ciertas similitudes con Claude Lanzmann. Pharrajimos es un documental poderoso.

Dirigida por VARGA ÁGOTA
Director de producción LÁSZLÓ VITÉZY
Producida por EMIL KREUTZ / FORUM FILM ALAPÍTVÁNY
Fotografía de KÁROLY MARKERT

sábado, 11 de mayo de 2019

Eine lästige Gesellschaft /An undesirable Society de Claudia Fischer y Marika Schmiedt.

Cartel del filme “Eine lästige Gesellschaft”
© ARTBRTFLM

Eine lästige Gesellschaft /An undesirable Society de Claudia Fischer y Marika Schmiedt.
2001, Austria, 70 minutos.

El pasado se encuentra en nuestro presente, incluso si se intenta ocultarlo, distorsionarlo, negarlo, está presente”.

Conmovedor y casi artesanal documental construido contra el olvido, en el que la directora Romaní Marika Schmiedt intenta encontrar respuestas a preguntas, que nadie nunca le contestó, relativas al destino que corrieron los miembros de su familia durante el Porrajmos.

Una cámara acompaña la laboriosa búsqueda de Marika Schmiedt que persigue el objetivo de encontrar rastros de su abuela asesinada por los nazis. Es este un documento cinematográfico que intenta romper el silencio acerca del genocidio de los Romaníes en general y del destino de los antepasados de Marika Schmiedt en particular. En ocasiones, la directora, en su investigación, se da de bruces con la burocracia y con aquellas personas que gestionan los archivos en los que se hallan documentos de aquella época, particularmente en Austria. “Eine lästige Gesellschaft” retrata la tenacidad de su protagonista y como los estereotipos que muchas personas tienen hacia los Gitanos siguen aún hoy vigentes.

La directora Marika Schmiedt durante su investigación.
© ARTBRTFLM

El filme está dedicado a su abuela Amalia Horvath. Berger, nacida en Korneuburg en 1909 en el seno de una familia Lovara austriaca. Los nazis la arrestaron en Graz en 1939 por haber nacido Gitana y, a principios de 1940, la deportaron al campo de concentración de mujeres de Ravensbrück.

La película tiene un carácter de autenticidad; destacan las tomas, a veces largas, de Marika cuando se sienta inclinada sobre los libros y desliza sus dedos sobre sus páginas, concentrada, murmurando nombres, o cuando habla con los testigos, como la anciana que muestra la tumba de su abuela. Resulta también destacable la utilización de primeros planos, la visión desde la ventana de su automóvil mientras conduce a Alemania, el reflejo de la honda pena durante la visita al campo de Mauthausen, y siempre el recuerdo de sus seres queridos desaparecidos durante el Porrajmos.


Dirigida por CLAUDIA FISCHER Y MARIKA SCHMIEDT
Producida por ARTBRUTFILM
Música BRATSCH, LISA S. DEEN, FRANZTHOMASPETER

viernes, 22 de marzo de 2019

Ein einzelner Mord de Karl Fruchtmann

Cartel del filme “Ein einzelner Mord ”
© RB Productions 

Ein einzelner Mord de Karl Fruchtmann.
1999, Alemania, 85 minutos.

Este docudrama narra el terrible asesinato del Romaní Anton Reinhardt, acaecido el sábado de Pascua de 1945, unas pocas semanas antes del final de la guerra. El filme refleja a partir de un destino individual la enorme magnitud del genocidio contra los Gitanos durante la época nazi. Karl Fruchtmann recurrió a archivos e informes originales y, gracias a ellos, logra reconstruir los dos últimos días en la vida de Anton Reinhardt, además, los complementa con testimonios de perpetradores y testigos. El director afirma que su propósito no fue otro que el de "esforzarse por ser lo más justo posible".


Anton Reinhardt
© Dokumentations und Kulturzentrum 
Deutscher Sinti und Roma 


El 25 de agosto de 1944, Anton Reinhardt , un muchacho Gitano de 17 años, por orden de investigadores raciales nazis fue conducido al hospital municipal de Waldshut, en ese lugar tenían previsto esterilizarlo contra su voluntad, pero, Anton se las arregló para escapar antes de que los médicos procedieran. En su huida caminó más de 100 kilómetros, su destino, alcanzar la frontera suiza donde esperaba conseguir la protección contra sus perseguidores. Al amanecer de uno de aquellos días de escapada y muy cerca del paso fronterizo, se lanzó al agua desde el puente del ferrocarril cerca de Coblenza, Antón nadó a través del Rin y logró llegar a suelo suizo. Mas, la policía suiza pronto lo detuvo. Un documento de las autoridades policiales indicaba que a Anton Reinhardt lo arrestaron en Coblenza el 25 de agosto de 1944 a las 8.30 pm por "cruzar de forma ilegal la frontera". A las 9 pm lo condujeron a la cárcel del condado en Zurzach, a seis kilómetros de distancia. Aunque, durante el interrogatorio, Anton afirmó que muchos de sus familiares habían sido deportados a Auschwitz, que había huido debido a su inminente deportación y temía que, si lo devolvían a suelo alemán, lo castigarían por intentar huir. Las autoridades suizas le negaron asilo y lo obligaron a regresar a Alemania. Pidió que, al menos, lo dejaran cruzar la frontera en un lugar favorable para no ser inmediatamente atrapado.

Sin embargo, pronto lo detuvieron, en un principio lo enviaron al campo de seguridad de Schirmeck-Vorbruck. Desde allí pudo enviar varias cartas oficiales a sus padres. Su madre recordó haberle enviado ropa a Schirmeck, cuyo recibo confirmó en una de sus cartas.   

Poco antes del final de la guerra, Anton logró escapar, pero, fue arrestado el Viernes Santo de 1945 cerca de Bad Rippoldsau al norte de la Selva Negra por una unidad del "Volkssturm". En lugar de entregarlo a la policía, el SS Hauptsturmführer Karl Hauger procedió a interrogarlo en un "Standgericht" improvisado.  El resultado quedó claro desde el comienzo del mismo: a Anton Reinhardt lo "condenaron" a muerte. El capitán Franz Wipfler, el oficial responsable de la unidad Volkssturm, confirmó la terrible sentencia con su firma.

A la mañana siguiente, a Reinhardt lo llevaron hasta un bosque cercano. Los testigos informaron que Anton gritaba desesperado, asustado… llamando a su madre. Lo obligaron a cavar su propia fosa, luego, Hauger lo asesinó de un disparo.

La película de Fruchtmann representa un monumento cinematográfico en el sentido clásico, un grito que rompe el silencio que ha cubierto desde el fin de la guerra mundial la memoria del sufrimiento del pueblo Gitano durante la época nazi.

Pero esta historia no acaba ahí, en 1959, la justicia alemana juzgó a Hauger y a otro acusado, Franz Hindenburg Wipfer, al primero lo sentenciaron a siete años y medio de prisión, al segundo a cuatro años. Después de dos meses entre rejas, a Hauger le concedieron la libertad condicional y Wipfler nunca más regresaría a la cárcel. Finalmente, la sentencia quedó derogada en 1960 por el Tribunal Federal, porque no se pudo probar  "un asesinato realizado con crueldad".

REPARTO
DAVID CESMESI: Anton Reinhard
MONICA BLEIBTREU: Madre de Anton Reinhard
CHRISTIAN DOERMER: Karl Hauger
AUGUST SCHMÖLZER:Franz Hindenburg Wipfler
STEFAN BORN: Michael Maier
PETER LOHMEYER: Josef Iberl
MICHAEL KÖNIG: Gerhard Vollmond
CLAUS FUCHS: Wilhelm Popp
MICHAEL DERDA: Rieffel sen.
MARKUS HERING: Max Kubach
GÜNTER BOMMERT: Gögel

Dirigida por KARL FRUCHTMANN
Escrita por KARL FRUCHTMANN
Asistente de guión ANNA SLABA
Editada por DIETLIND FRANK
Producida por JUTTA BOEHE. RB PRODUCTIONS
Fotografía de LOTHAR E. STICKELBRUCKS
Música de SCHNUCKENACK REINHARDT

viernes, 22 de febrero de 2019

Nezapomeňte na tohle děvčátko de Miroslav Bárta

Nezapomeňte na tohle děvčátko
© CZECHOSLAVAK FILMS

Nezapomeňte na tohle děvčátko de Miroslav Bárta.
1960, Checoslovaquia, 5 minutos.

Este cortometraje documental rodado en blanco y negro representa un testimonio único sobre la persecución nazi de los niños Romaníes durante la Segunda Guerra Mundial. El tema central, el campo de concentración de Lety u Písku, lugar donde internaron a un gran número de gitanos de Bohemia y Moravia en el transcurso de la ocupación alemana de Checoslovaquia. El filme, dirigido por Miroslav Barta, se grabó en 1960. Con esta película, el director acudió a diversos festivales cinematográficos internacionales y durante un año fue exhibida en salas de cine de Praga.

Lety u Písku 1960
© CZECHOSLAVAK FILMS

El corto comienza con una serie de imágenes únicas en el sitio donde se encontraba el campo de concentración de Lety, continúa con la imagen de la fotografía de una niña sonriente, no te olvides de esta chiquilla, de su mirada. Posteriormente, se puede ver el estanque de Lipeš, rodeado de un solitario prado y huellas de los cimientos de una antigua construcción. Junto al borde del bosque hay una cruz de madera con una corona de espinas.

Los niños
© CZECHOSLAVAK FILMS

En 1942 había dos campos de concentración de Gitanos en el Protectorado. Uno se ubicaba en Lety, Bohemia, cerca de Písek y el otro en Moravia en Hodonín u Kunštátu.. Fotografías del campo de aquella época acompañan la narración junto a música de violín dibujando el dolor de lo que en ese lugar sucedió. Y los niños, fotos de grupos de niños, inocencia en sus miradas bajo la alargada sombra de un vigilante del campo. Poema del alma, soledad del silencio, nunca olvides los ojos de aquella niña. La narración termina: "Luego se llevaron a los niños. Se los llevaron para “salvarlos”. Se los llevaron a Auschwitz. Los llevaron a un edificio con ventanas. Les ordenaron que se desnudaran y se quitaran los zapatos, y entonces, entonces nadie los volvió a ver. No olvides, no te olvides de los niños, de aquella pequeña niña”.

Nunca te olvides de esta niña.
© CZECHOSLAVAK FILMS

Dirigida por MIROSLAV BÁRTA
Producida por CZECHOSLAVAK FILMS
Fotografía de JAROSLAV SULC
Edición de MARIE KRIZKOVA

viernes, 18 de enero de 2019

Een Stukje Blauw in de Lucht de Bob Entrop

Cartel del filme “Een Stukje Blaw in de Lucht”
© SOL FILMprodukties

Een Stukje Blauw in de Lucht de Bob Entrop.
2007, Holanda, 105 minutos.

Este documental dirigido por Bob Entrop es una de las tres películas que el genial director holandés ha dedicado al pueblo Romaní.

Settela
© SOL FILMprodukties

Este profundo filme arranca su narración con la imagen de unas antiguas vías de tren, camino de hierro que condujo a tantas personas hacia el infierno de los campos de concentración. El eje del filme es la conmovedora historia de doce personas que sobrevivieron al Porrajmos (Kernla Houssidin-Crunholz,Twajo Weiss, Tommili van Brabant, Rinus Vos, Lily van Angeren-Franz, Tinus Van Mullem, Zoni Weisz, Sani van Mullem, Jozef Petalo, Bluma Schattevoet, Lalla Weiss, Roger Moreno, Kokalo Weis, Hannes Weiss). Hablan de su sufrimiento, del dolor, del silencio y del vacío que les dejó el regreso a la vida desde aquel infierno. En imágenes y vivencias conmovedoras, el espectador es absorbido por un relato que durante tanto tiempo ha permanecido silenciado.

Triska Trío en Amsterdam
© SOL FILMprodukties

Bob Entrop lleva a cabo con maestría y respeto una película única y especial, porque los hombres y mujeres que hablan en ella lo perdieron prácticamente todo; su vida anterior a la guerra, su familia... después de todos estos años, la mayoría de ellos rehicieron su camino, una nueva familia llena de hijos y nietos, pero donde la honda herida de lo sufrido se revive cada día y cada noche y en la que tras esa oscuridad siempre se presenta la vida. Como se dice en un momento del film: "Un Romaní puede parecer feliz por fuera, pero en realidad llora en su interior".

En Birkenau
© SOL FILMprodukties

La película representa un viaje estremecedor en el tiempo. En el presente viajamos con varios sobrevivientes a Auschwitz-Birkenau y, al mismo tiempo, viajamos con los demás al pasado, al tiempo en que los Gitanos murieron asesinados por los nazis y sus colaboradores.

Entrop ha realizado un documental de gran interés, tanto cultural como humano.

Dirigida por BOB ENTROP
Producida por SOL FILMprodukties
Fotografía de BOB ENTROP
Investigación de LALLA WEISS
Sonido de KEES VAN GOOL y WOUTER WEBER
Montaje de XANDRA SCHIPPERHEIJN y BOB ENTROP