domingo, 6 de agosto de 2017

Porraimos: Europe’s Gypsies in the Holocaust de Alexandra Isles.

Cartel del filme “Porraimos”
© Alexandra Isles

Porraimos: Europe’s Gypsies in the Holocaust de Alexandra Isles.
2001, Estados Unidos, 57 minutos.

Lo primero que nos llama poderosamente la atención de este filme es su título: Porraimos (acción de devorar), esta es la palabra en romaní que se utiliza para denominar la singularidad del genocidio Gitano durante la época nazi. Lo segundo, que este film fue el primer documental estadounidense que centró su narrativa en la persecución nazi hacia los Romaníes, cincuenta y siete años después de la finalización de la II Guerra Mundial.

La película se sirve; de testimonios personales de sobrevivientes (Karl Stojka, Rita Winterstein, Julia Bäcker, Bozena Ruzickova, Antonia Krokova y la pintora judía checa Dina Gottliebova), historias conmovedoras de primera mano que dibujan la vida antes y durante el Porrajmos, así como de fotografías antiguas y metraje original del Departamento del Reich para la Higiene Racial, material que hilvana el eje narrativo temporal con el objetivo de exponer el trágico destino del pueblo Gitano durante el Porrajmos. La directora retrata, de forma inteligente y magistral, las distintas etapas por las que devino la persecución; registro, segregación e internamiento, que condujeron a la esterilización forzosa, a los experimentos médicos y que finalizaron con el exterminio.

PRIMERA PARTE DEL FILME (Desde el comienzo hasta 11:14)
            La película comienza con poderosas escenas en blanco y negro, acompañadas de música Romaní, que reflejan de forma veraz la vida Gitana anterior al horror; las familias numerosas con sus carromatos en el camino, los campamentos en mitad del bosque, bailes nocturnos alrededor de la hoguera, la música del violín, juegos infantiles, los trabajos artesanales...

Hombre con sombrero.
© Bundesarchiv


SEGUNDA PARTE DEL FILME (11:14 hasta el final)
            La segunda parte arranca mostrando imágenes de un desfile durante los Juegos Olímpicos de 1936 en Berlín, en un estadio abarrotado rendido al culto del líder y la ideología del Reich. En contraposición, se muestra a dos niños Gitanos saliendo de una tienda con una cantara de leche camino de un campo de confinamiento. 1938, el Anschluss, la población austriaca se rinde a Hitler. En 1939, la policía prohíbe que los Gitanos circulen libremente por los caminos, a los que sorprenden son detenidos e internados en campos. 1939, los nazis entran en Checoslovaquia, se muestran las mismas escenas de júbilo entre la población ante la llegada del invasor. La directora pretende mostrar el contexto en el que las ideas raciales del programa nazi encontraron un perfecto caldo de cultivo.

            La narración da paso a fotografías del Dr. Robert Ritter y su equipo del Departamento del Reich de Higiene Racial en los campos de confinamiento de Gitanos. Escenas duras que ponen de manifiesto la puesta en marcha del proceso. Se recogen testimonios cargados de dramatismo donde los sobrevivientes narran la detención, la llegada a los campos de concentración de Auschwitz-Birkenau y de Lety.

Robert Ritter extrayendo sangre a una mujer Gitana en 1936.
© Bundesarchiv

Particularmente dolorosas son las imágenes que muestran a un grupo de niños junto a unas monjas en el orfanato St. Josefspflege en Mulfingen y que fueron rodadas por Eva Justin, ayudante del Dr. Ritter, en 1943. Esos chiquillos serían enviados en mayo de 1944 al campo de concentración y exterminio de Auschwitz-Birkenau, la mayoría de ellos murió allí.
           
Niños en el orfanato de St. Josefspflege en 1943.
© Bundesarchiv

La sobreviviente de origen judío Dina Gottliebova, cuenta como fue obligada en Auschwitz por el Dr. Josef Mengele a pintar retratos de hombres y mujeres Gitanos,​ como parte de las investigaciones del medico nazi

Retrato de mujer Gitana.
© Dina Gottliebova

El internamiento en el sector BIIe en Birkenau, los experimentos del Dr. Mengele, los que no regresaron, la liberación, dan continuidad a la narración.

Porraimos recuerda a las víctimas Gitanas, cuya persecución quedó durante mucho tiempo en el olvido, este filme representa uno de los primeros intentos por subsanar esa injusticia.

Porraimos
© Alexandra Isles

Dirigida por ALEXANDRA M. ISLES
Producida por CHALICE WELL PRODUCTIONS
Narrado por DEARBHLS MOLLOY
Edición por DOUGLAS ROSSINI
Fotografía de FRED GOLDEY
Música de violín ROBERT McDUFFIE